Valentín Roma

DON’T BELIEVE THEM / NO ELS CREGUIS / NO LES CREAS – La Capella (2008)

febrero 5th, 2009 by admin

dsc_3717dsc_4102dsc_4031dsc_4110

Artistas:  Andrea Nacach – Isaías Griñolo – Sitesize + Marcelo Porta – Marcel Dalmau

Curator: Valentín Roma

Don’t believe them/No les creas/No els creguis es un propuesta que explora desde cuatro perspectivas artísticas distintas algunas de las fisuras ocultas tras ciertas formas de narrar el presente colectivo. Como plantea Zigmunt Bauman, vivimos en un “tiempo líquido”, donde la incertidumbre empapa tanto la acción humana como cualquier modelo político posible. Sin embargo, en mitad de ese permanente naufragio de lo individual y de lo colectivo, la Historia continúa desarrollándose y con ella también se perpetúan aquellos relatos estáticos, consensuados y excluyentes que, de algún modo, pretenden apaciguar o contener todas las marejadas que se desatan ante nuestros ojos. En 1950 Marguerite Duras escribió un libro titulado Un dique contra el Pacífico; hoy la Historia parece haberse convertido en eso, en un paródico dique que intenta, sin conseguirlo, sostener la virulenta presencia de la singularidad y la diferencia, de la variedad de discursos, de los relatos poliédricos que cuentan e interpretan la memoria en la que nos inscribimos.

Partiendo de los versos del poema Testamento (1986) del escritor argentino-chileno Ariel Dorfman, Don’t believe them/No les creas/No els creguis recopila los trabajos de Marcel Dalmau, Isaías Griñolo, Andrea Nacach y Sitesize + Marcelo Porta, los cuales ofrecen un compendio de motivos, metáforas, documentos e interpretaciones tras los que se nos invita a pensar sobre algunas situaciones históricas desde una perspectiva situada “en la otra orilla”, en el lado contrario desde donde las fuimos observando como audiencia. Todas las propuestas exhibidas parten de una centralidad común: la experiencia particular de los artistas en el interior de los hechos que éstos narran. En ese sentido, sus respectivos trabajos no son mediaciones sino testimonios directos, sin filtros. Precisamente de ahí, de esa posición en las tripas de los relatos que se cuentan, surge el tono imperativo y, hasta cierto punto, endurecido que indica el título de este proyecto, el cual pretende ofrecer algunos materiales o testimonios con los que, parafraseando a György Lukács, “caminar desplazándose entre arenas movedizas”.

MARCEL DALMAU
‘92

Entre el 29 de junio y el 9 de diciembre de 1992, con el telón de fondo de los Juegos Olímpicos de Barcelona, treinta y ocho personas -la mayoría vinculadas a organizaciones independentistas- fueron detenidas en diversos lugares de Catalunya. Pocos días después de las detenciones empezaron a hacerse públicos una gran cantidad de testimonios, los cuales denunciaban torturas por parte de los agentes de la Guardia Civil con el objetivo de obtener declaraciones autoinculpatorias y acusaciones a otros independentistas.
Los métodos empleados eran comunes en casi todos los casos: utilización de bolsas de plástico en la cabeza para producir asfixia, ahogamientos en bañeras llenas de agua, golpes con listines de teléfono y barras de hierro, aplicación de electrodos en diversas partes del cuerpo, largas estancias de pie hasta el agotamiento, amenazas de muerte con pistolas y de violaciones a familiares, etc.
Todos los detenidos formalizaron sus denuncias a través de sus respectivos abogados y, aunque algunos casos fueron llevados al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, ninguna causa prosperó, ya que el Tribunal Constitucional, instruído por el juez Baltasar Garzón, archivó todas las diligencias y los recursos que se presentaron.
En 1993, se elaboró un dossier se elaboró sobre las torturas practicadas por la Guardia Civil a los independentistas catalanes detenidos. Este dossier se entregó a Amnistía Internacional de Londres, al presidente de la Generalitat Jordi Pujol, al conseller de Justicia Joan Rigol y a la subsecretaria de Justicia del Ministerio del Interior María Teresa Fernández de la Vega, sin que esto sirviese para reabrir las investigaciones.
El 2 de noviembre de 2004 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, reunido en Estrasburgo, dictaminó una sentencia incriminatoria para el Estado Español en la que se acusaba a éste de practicar torturas ilegales con diversos presos políticos catalanes.
’92 es un proyecto en el que Marcel Dalmau analiza, en primera persona, su traumática detención dentro de la operación policial antes descrita. Realizada por el propio artista, la narración de los hechos tiene como contrapunto toda una serie de panorámicas e imágenes que rememoran las transformaciones urbanísticas vividas por Barcelona durante los Juegos Olímpicos.

Valentín Roma

SITESIZE + MARCELO PORTA
Calle Barcelona

Calle Barcelona
es una continuación ampliada de otro trabajo realizado anteriormente con el título de Pasaje Chile. Imaginarios cruzados, el cual indagaba acerca de los procesos de recuperación de la memoria social y su incidencia sobre los escenarios de la cultura, tomando como casos de estudio el Centro Cultural Matucana 100 de Santiago de Chile y el recinto de Can Ricart en Barcelona.
Este nuevo proyecto, también realizado en forma de diálogo entre Sitesize y Marcelo Porta, se configura a partir de ocho episodios distintos que analizan la autonomía de la gestión cultural y su valor en la construcción de lo urbano. La propuesta arranca con una serie de imágenes que reproducen diversas calles de Santiago de Chile que tienen como vínculo común llamarse, todas ellas, calle Barcelona. Seguidamente, aparece todo un conjunto de panorámicas de la ciudad de Santiago junto a manifestaciones populares que celebran la detención del general Pinochet en Londres por parte del juez Baltasar Garzón. El tercer episodio recoge filmaciones  y fotografías sobre el modo en que se manifiesta la presencia política en la ciudad de Barcelona. Este conjunto de acciones colectivas e individuales, de gestos y signos, de presencias y ausencias, tiene su contrapunto en el siguiente apartado, que muestra una performance simbólica realizada en dos peluquerías masculinas de Santiago de Chile y el barrio del Raval. El plafón número cinco, titulado Empowerment, recoge un texto de la Coordinadora contra la Especulación del Raval que denuncia las consecuencias de la burbuja inmobiliaria en esta zona urbana. El apartado seis muestra la experiencia de REpensar Barcelona, una iniciativa que tuvo como objetivo generar prácticas y argumentos mediante los cuales una comunidad reflexiona acerca de sus propias problemáticas, aprendiendo y posicionándose colectivamente. Capital simbólico y presencia política en la ciudad, toma el texto de David Harvey “The art of rent” como objeto de análisis. Este escrito que analiza de forma crítica los mecanismos de promoción económica de Barcelona fue traducido y editado por el MACBA y la UAB, sin embargo, paradójicamente se suprimió una frase decisiva a la hora de fijar la posición del autor: “Neighbourhood movements in Barcelona make claims for recognition and empowerment on basis of symbolic capital and can assert a political presence in the city as a result”. El último episodio está dedicado al Ateneu Enciclopèdic Popular, institución clave para entender la cultura obrera barcelonesa entre 1902 y 1936 que sufrió una violenta represión durante la dictadura franquista y que, actualmente, aún lucha por recibir el reconocimiento de su tarea y por restituir el patrimonio que le fue incautado y que le permitiría continuar su andadura.
Finalmente y situado en una de las capillas adyacentes, aparece un vídeo en el que se enseñan imágenes documentales de la actividad teatral de la compañía del dramaturgo Andrés Pérez en el edificio de Matucana 100 de Santiago de Chile, junto a secuencias de la polémica suscitada por la incorporación de éstas dentro de la muestra Barcelona Toolbar que tuvo lugar en este mismo sitio en julio de 2007. En la parte final del vídeo se escucha el poema Last Waltz in Santiago de Ariel Dorfman, recitado por el propio poeta. Repartidos entre los muros de este espacio aparecen recortes de prensa y diversos materiales de archivo que ilustran el conflicto entre Andrés Pérez y el gobierno de Ricardo Lagos y que sirven, también, para ejemplificar el debate permanente entre cultura autónoma y cultura institucional

ANDREA NACACH
Behavior

Compuesta por una instalación con cinco proyecciones audiovisuales distintas, Behaviour es una especie de antología de relatos metafóricos que se superponen y se matizan entre sí, una fábula caótica y coral donde cada episodio tiene como protagonista simbólico a un tipo de animal diferente (una pareja de elefantes, un león, dos pájaros, un perro y una rata). Así, las sucesivas secuencias, más que construirse a partir de un guión narrativo previo, se presentan como fragmentos fortuitos, residuos visuales aprisionados en un bucle reiterativo, que parecen extraídos del vagabundeo de la mirada y de su imprevisible detenimiento en unos fenómenos sin aparente trascendencia. Precisamente, esta observación insistente y hasta cierto punto congelada sobre lo anecdótico actúa, en este trabajo, como una forma de desenmascaramiento, como un modo de señalizar elementos inadvertidos que progresivamente, a medida que se desarrolla cada acción, van dejando de ser secundarios y se convierten en primordiales.
El título del proyecto, Behaviour (comportamiento), ofrece de manera voluntaria unas claves de interpretación abiertas, las cuales permiten trazar paralelismos con aspectos psicológicos, sociales, políticos o antropológicos relacionados con ciertos arquetipos del comportamiento humano. Sin embargo, esta ambigüedad no aparece en el trabajo inmediatamente, sino después de una observación más atenta, después de habernos familiarizado con los personajes, con sus actitudes y con sus reacciones. De ahí, de ese reconocimiento, surge entonces otro tipo de lectura, irónica y punzante, que extrae cada una de las escenas de la simple contemplación naturalista –en el sentido zoológico del término-, transformándolas en imágenes voyeuristas que, al intentar ser decodificadas, nos suscitan incomprensibles sentimientos de identificación, culpa, hilaridad, tristeza o asfixia.

ISAÍAS GRIÑOLO
Desmemoria

Este trabajo posee una doble intencionalidad: por una parte y de forma genérica, plantea una reflexión crítica acerca de las paradojas a través de las cuales se articula la memoria histórica, sobre sus formas de recuperación y sus procedimientos de exclusión, en torno a las suplantaciones intencionadas que transforman el recuerdo y a los desbordamientos que cuestionan estos marcos estrictos; por otra parte y de modo específico, pretende convertirse en un informe documental, un análisis mnemotécnico que modifique, interfiera o, al menos, invite a la reconsideración del nuevo uso destinado a un lugar concreto, el de la antigua Plaza de Toros de Badajoz en la provincia de Extremadura, convertido hoy en Palacio de Congresos.
Badajoz se hizo tristemente célebre el 14 de agosto de 1936, pocas semanas después del golpe militar del 18 de julio llevado a cabo por el general Franco y que desembocó en la Guerra Civil española. En aquel día y en la misma arena de la Plaza de Toros, la ciudad, entonces de 40.000 habitantes, vivió el fusilamiento de más de 4.000 personas en lo que desde ese momento se conocería como “la matanza de Badajoz”. En contraste con esta trágica efeméride y, quizás, como una especie de lifting histórico incomprensible, el 27 de abril de 2006 se inauguró en el mismo lugar donde se ubicaba la antigua Plaza de Toros un edificio destinado a Palacio de Congresos, obra de los arquitectos José Selgas y Lucía Cano Laso, que fue seleccionado para la exposición On Site: New Architecture in Spain, celebrada en el MoMA de Nueva York como ejemplo de la pujante arquitectura española actual. Esta construcción pretende ser una nueva personificación del impulso modernizador de una comunidad autónoma, la de Extremadura, especialmente connotada en el contexto español por episodios tan dispares como el film Las Hurdes (19XXX), de Luis Buñuel, donde se retrataba el estado de precariedad y salvajismo de los habitantes de esta zona rural extremeña; los mediáticos acontecimientos de Puerto Hurraco, un sangriento asesinato múltiple llevado a cabo entre vecinos de la misma localidad o, también, por la implantación del sistema de código abierto Linux como programa informático oficial para la administración de la Junta de Extremadura, lo que hecho de esta comunidad un ejemplo de rentabilización económica y distribución social de la tecnología digital.
Desmemoria es un trabajo que se sitúa, por tanto, en mitad de todas estas contradicciones y que tiene como telón de fondo, además, la controvertida Ley para la Recuperación de la Memoria Histórica, un proyecto legislativo promovido por el PSOE que ha reabierto el debate sobre la interpretación de la Guerra Civil española, sus consecuencias y el posterior olvido llevado a cabo durante la Transición democrática. Así, la vertiente expositiva de esta propuesta se articula a partir de catorce documentos que generan variados “yo me acuerdo” en torno a la Plaza de Toros de Badajoz, aunque el objetivo final del proyecto sobrepasa el marco estrictamente museográfico para convertirse, más allá del contexto artístico, en un informe exhaustivo acerca de este “lugar de memoria” que se entregará a la Junta de Extremadura para que ésta analize la posibilidad de crear en alguna de las salas del nuevo Palacio de Congresos un centro de estudio y documentación sobre la “matanza de Badajoz”. En cierto modo, y tal y como señala el propio artista, “Desmemoria es mi particular forma de colaborar en esa recuperación de la memoria que se nos impone. Precisamente por ello, todo lo perdido y todo lo ocultado es materia de este trabajo, el cual tiene como finalidad última sentar algunas de las razones que posibiliten buscar nuevos lugares que sirvan como depósitos de memoria”.

Publicado EXPOSICIONES - V. ROMA | No hay comentarios »

Deja un comentario

Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.