Valentín Roma

Triángulo

junio 12th, 2011 by admin

Uno

-Y tú… ¿qué tienes que decir sobre todo esto? –dijo ella en voz baja.

-Si tú –repitió, levantando un poco más la voz, mirando hacia la puerta de la calle y asegurándose de que no había nadie en el comedor excepto ella misma.

-Porque supongo que tú tienes alguna opinión al respecto de lo que nos está pasando ¿no? –dijo en un tono de enfado fingido, mientras miraba las hojas de la planta a la que estaba dirigiendo sus palabras.

Dos

Entretanto, en el piso octavo del bloque de enfrente, un niño de aproximadamente diez años cerraba la puerta de su habitación con el cerrojo, bajaba las persianas que hacían juego con la sabana verde de su cama y abría una de esas libretas de dibujo de grandes hojas blancas. Después seleccionaba una lámina en la que aparecía un nadador que despegaba sus pies de un trampolín y se lanzaba al vacío con los brazos abiertos.

Tres

-Oye Pedro, ¿tú sabes qué es la muerte?

-¿La muerte? ¿morirse alguien?

-Sí, la muerte de las personas, ¿tú sabes por qué se muere la gente?

-No sé, creo que es porque se hacen viejos.

-Ya, pero ser viejo no quiere decir nada. Uno podría ser siempre viejo y no morirse.

-Eso es imposible. Si eres viejo y no te mueres es que eres inmortal.

-¿Y a ti te gustaría ser inmortal?

-¿A mí? No lo sé, a veces sí y otras veces no.

-¿Y por qué la gente se suicida?

-Creo que porque quieren morirse y aún no son lo suficientemente viejos.

Publicado ESCRITURA - V. ROMA | No hay comentarios »

Deja un comentario

Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.