Valentín Roma

Ser moderno

abril 20th, 2011 by admin

A pesar de la dificultad para ubicarlo en el tiempo, hubo un momento de fracturación de la mirada hacia lo visible. Un corte en que dejamos de observar las imágenes sólo con los ojos y empezamos a hablar de ellas, a verlas a través de una cortina de palabras. Ser moderno conlleva, entre otras cosas, no sentir ningún tipo de nostalgia y mucho menos sentir una nostalgia del silencio. Ser moderno implica cierto estado de conflicto –en ocasiones puramente verbal– respecto a la proliferación indiscriminada de imágenes. Ser moderno supone una aceptación sin resquicios de que la realidad se despliega encima de un manto hecho de narraciones visuales. Podemos decir entonces, sin miedo a dejar de ser modernos, que, a pesar de todo, las palabras no han destruido a las imágenes, que los diversos universos que constituyen nuestro mundo están estructurados, medidos e influenciados, como nunca antes, por la imagen y que, además, no parece que ésta vaya a dejar de enseñarnos las verdades más ásperas y, también, a solicitar de nosotros un menor grado de credulidad.

La proliferación imparable de imágenes, junto a la mediatización de las mismas, garantiza que seguiremos asistiendo –y participando– de otras formas de censura e iconoclastia que sustituirán a las que ahora tanto nos alarman, que aparecerán nuevas escolásticas visuales, que la imagen vivirá heridas desconocidas y exigencias, como mínimo, igual de contradictorias.

Publicado BLASFEMIAS, VISUAL THINKING | No hay comentarios »

Deja un comentario

Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.